120x120
Ziziphus mauritiana Lam.
Familia: Rhamnaceae
 
Sinónimos:

 
Nombres vernáculos:
Guinda, yuyube, yuyuga.
IMAGENES
Descripción:
Árbol pequeño o arbusto, de hasta ca. 5 m. Hojas alternas, simples, de 2-5 x 1-3 cm, de ovadas a elíptico-ovadas, con márgenes aserrados; estípulas espiniformes, curvas y geminadas. Inflorescencias de 1-2 cm, cimas paucifloras o multifloras. Flores verdes o amarillas. Frutos de 1,2-2 cm, subglobosos o elipsoidales y rojos o anaranjados en la madurez.
 
Diagnóstico:
Árboles o arbustos hermafroditas, perennnifolios, con la copa amplia, subreniforme, las ramas tendidas y espinosas; los troncos cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes prominentes; la corteza externa pardo-rojiza o pardo-grisácea, áspera, profundamente fisurada; las estípulas espiniformes, geminadas. Hojas alternas, simples, trinervadas, con el envés glauco; las inflorescencias cimosas, axila. Flores verdes o amarillas, actinomorfas, diclamídeas, isostémonas, 5-meras, con una cúpula nectarífera sobre el ovario (pero libre de él). Drupas rojas o amarillas en la madurez, con el exocarpo comestible y con un solo pireno de 2 a 4-locular.
 
Distribución:
Originario de Camerún, Ghana, Madagascar y Tanzania, cultivado de EE.UU. a Argentina, Colombia, Paraguay, Venezuela y las Antillas. En bosques húmedos y muy húmedos, de 0-1000(-1500) m.
 
Historia natural:
Flores observadas en febrero y de mayo a noviembre. Frutos observados de enero a abril y de junio a octubre.
 
El nombre del género tiene su origen en la latinización del nombre vernáculo arábigo zizouf.
 
El nombre del epíteto alude a que la planta es originaria o se publicó con material procedente de la República de Mauricio, en África Oriental.
 
Usos:
Agroforestales: Como árboles de sombra, cercas vivas, cortinas rompevientos, corredores riparios, cultivos mixtos, forraje, huertos familiares y plantaciones comerciales. Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestres, conservación de suelos, estabilización de dunas y de cauces fluviales, protección de mantos acuíferos y restauración de yermos. Industriales: De las raíces y las cortezas se obtienen taninos que se pueden usar en la industria de la tenería y la tinción. La madera se usa en construcción en general y para fabricar muebles, gabinetes, utensilios domésticos, artículos torneados y deportivos, culatas para armas de fuego, mangos para herramientas, plywood, y como combustible (leña y carbón). Las hojas jóvenes son comestibles. En India son las hospederas de Kerria lacca (Kerriidae), de cuya secreción resinosa se obtiene la “goma laca” que se emplea en la manufactura de barnices, ceras, tintas, prótesis dentales, etc. Los frutos son coméstibles, ricos en carotenos, vitaminas (A y C) y ácidos grasos. Las semillas contienen de 33 a 38% de aceite, cuyo uso para biocombustibles es idóneo. Adicionalmente las plantas de esta especie se usan en proyectos de arboricultura y melicultura. Medicinales: Diversas preparaciones de la planta se usan para tratar casos de diarrea e indigestión. La corteza pulverizada se usa tópicamente para tratar llagas y úlceras. El extracto metanólico de las hojas ha mostrado actividad contra Escherichia coli y Staphylococcus aureus; diferentes preparaciones de las mismas tienen propiedades antidiarréicas y antihemorrágicas, y se usan para tratar afecciones hepáticas, asma y fiebre. Los frutos tienen propiedades antipiréticas, febrífugas y vulnerarias.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Las plantas de esta especie se adaptan a una amplia gama de suelos, ya sean arcillosos, limosos, arenosos o incluso pedregosos, bien drenados y profundos, incluso se adaptan a los suelos salinos y ocasionalmente encharcados; pH (5-)5,5-7,5(-8,5). Temperatura: Media 13-37 °C; Mínima 7°C; máxima 48 °C. Precipitación promedio anual: (120-)300-500(-2200) mm. Meses secos por año: ?4.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kg pueden hallarse alrededor de 1834 semillas. Para acelerar el proceso de germinación se recomienda la ruptura del pireno y la extracción de las semillas, también se les sugiere la inmersión por unos minutos en ácido sulfúrico. Se dice que las semillas almacenadas al menos por 4 meses tienen mejores porcentajes de germinación que las semillas frescas. Suelen germinar entre los 28 y los 42 días posteriores a la siembra si las semillas no se han removido del pireno, pero se dice que las mismas germinan en sólo una semana, cuando éstas son removidas del mismo. Se pueden almacenar en recipientes cerrados herméticamente a una temperatura de 5 °C, manteniéndose viables hasta por 2 años. Se dice que los porcentajes de germinación a los 5 años de almacenamiento, decrecen de 95 a 30%. Las plántulas necesitan pasar cerca de 15 meses en el vivero antes de su traslado al campo, y requieren de luz plena durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Usando tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre 85 y 95%.
 
Reproducción asexual:
Los injertos y el manejo de brotes de reportan funcionales.
 
Plagas:
Se reportan daños a las plantas por parte de Drepanococcus chiton (Coccidae), Florithirps tregardhi (Thripidae), Meridarchis scyrodes (Carposinidae), Myllocerus spp. (Curculionidae), Systasis spp. (Pteromalidae) y Thiacidas postica (Noctuidae). Los frutos almacenados son atacados por los hongos patógenos Epicoccum nigrum, Fussarium spp., Glomerella cingulata, y Nigrospora oryzae.
 
Criterios de restricción:
No existen.