120x120
Vochysia guatemalensis Donn. Sm.
Familia: Vochysiaceae
 
Sinónimos:
Vochysia hondurensis.
 
Nombres vernáculos:
Barbachlele, cebo, chancho, corosillo, flor de mayo, mayo, mayo blanco, palo bayo, palo de agua, palo de chancho, San Juan, San Juan peludo, sanjuanillo, sanpedrano, sebo, yamari (misquito).
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 15-40 m. Hojas opuestas o verticiladas, simples, de 6-17 x 3-6 cm, de oblongas a elíptico-obovadas, márgenes enteros; con estípulas. Inflorescencias racemosas de ca. 15 cm. Flores amarillas; cálices con 5 lóbulos, con 1 lóbulo espolonado; corolas con 3 pétalos espatulados, de 4-5 mm. Frutos de 4-5 cm, oblongos, triangulares, verrucosos.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, perennifolios, copa densa y subglobosa; tronco esbelto, cilíndrico en sección traneversal, con contrafuertes exiguos; corteza externa lisa o levemente escamosa-papirácea, blanquecina o gris-pálida; ramitas anguladas o costatas, glabras. Hojas simples, opuestas, regularmente ternadas, glabras. Inflorescencias racemosas. Flores amarillas, zigomorfas; cápsulas triangulares, verrucosas, con las semillas aladas.
 
Distribución:
De México a Panamá. En bosques húmedos, muy húmedos y pluviales; de 0-1400 (-1600) m.
 
Historia natural: Flores observadas de marzo a julio. Frutos observados de junio a octubre.
 
El nombre del género tiene su origen en el nombre vernáculo de Vochysia guianensis Aubl., en la Guayana Francesa.
 
El nombre del epíteto alude a que la planta es originaria o se publicó con material procedente de Guatemala.
 
Usos:
Agroforestales: En cercas vivas, setos, plantaciones forestales puras. Ecológicos: Restauración ecológica, recuperación de suelos degradados. Industriales: Las hojas secas se usan como mordientes en procesos de tintorería. La madera se emplea en construcción de elementos interiores (enchapes, revestimientos) y carpintería en general (muebles, juguetes, mangos para brochas); también para construir canoas, como formaleta, para postes, contrachapados, etc. Medicinales: Datos ignotos.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Aluviales o residuales, franco-arenosos, hasta arcillosos o franco-arcillosos con altas concentraciones de hierro y bauxita; las plantas soportan incluso suelos compactados y estériles, pero su desarrollo óptimo se da en suelos profundos, fértiles y bien drenados; pH ácido (datos numéricos ignotos). Temperatura: Media: 12-35 °C; mínima: 8-10 °C; máxima: 23-38 °C. Precipitación promedio anual: (1600-) 2000-5000 mm. Meses secos por año: 0-3.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse entre 3500 y 4800 semillas frescas y de 7000 a 8000 si están secas. Suelen germinar entre los 8 y los 10 días después de la siembra. Las semillas almacenadas a 20 °C pierden su viabilidad rápidamente, si éstas se conservan a 3 °C pueden permanecer viables (con un porcentaje de germinación de 71%) hasta por 6 meses. Se recomienda inocular las raíces de las plántulas con tierra del bosque; estas deben pasar de 4 a 6 meses en el vivero antes de ser trasladadas definitivamente al campo.
 
Datos de germinación:
La germinación es epígea. Sin tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se han obtenido porcentajes de germinación de 90 a 100%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Se han reportado ataques a las semillas por hongos ( Fusarium sp. y Phoma sp.).
 
Criterios de restricción:
No existen.