120x120
Trichanthera gigantea (Bonpl.) Nees
Familia: Acanthaceae
 
Sinónimos:
Ruellia gigantea Bonpl.
 
Nombres vernáculos:
Aro, cafetero, cajeto, canalete, madre de agua, nacedero, palo de agua, pardillo, quiebrabarrigo, yátago.
IMAGENES
Descripción:
Arbusto o árbol, de hasta 9(-17) m. Hojas opuestas, simples, de 7-15 x 5-10 cm, ovadas u oblongo ovadas, los pecíolos de 3-8 cm, los márgenes enteros; exestipuladas. Inflorescencias cimoso racemosas, terminales, de 7-16(+) cm. Flores rojas, pardo rojizas o anaranjadas, cálices de 4 a 9 mm y corolas de 1,5 a 3 cm. Frutos de hasta 2 cm, ovados.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, perennifolios o subcaducifolios (en climas áridos), con la copa densa, subglobosa o piramidal; troncos cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes prominentes; corteza externa pardo grisácea o amarilla grisácea, lisa, las ramitas subcuadrangulares. Hojas opuestas, simples, con las láminas enteras, sin estípulas; inflorescencias cimoso racemosas, terminales. Flores rojas, anaranjadas o varias combinaciones de ambos colores; monoclinas, diclamídeas, gamopétalas, la corola tubular con el labio superior bífido y el inferior trífido, en androceo compuesto por 4 estambres con las anteras biloculares y el gineceo con el ovario súpero. Cápsulas ovadas y bivalvadas.
 
Distribución:
Nativa de Colombia, ampliamente cultivada en el neotrópico. En bosques húmedos, muy húmedos, pluviales y secos; de 0 a 1800 m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a abril, en junio y de septiembre a diciembre. Frutos observados en febrero y noviembre.
 
El nombre del género se deriva de las palabras griegas tricho (pelo, cilio) y anthera (antera), “con o que tiene las anteras pubescentes o ciliadas”, aludiendo a esa característica del androceo (“…antheræ biloculares, cordato-oblongæ, loculis parallelis muticis margine longe ciliatis demum basi divaricatis”).
 
El nombre del epíteto significa “gigantesco”.
 
Usos:
Agroforestales: Como cercas vivas, cultivos mixtos (banano) y de múltiples estratos (Cordia aliodora, Inga spp.), delimitación de linderos, forraje (para ganado vacuno, equino y porcino), huertos familiares y sombra para cultivos permanentes (café). Ecológicos: Conservación de suelos, estabilización de cauces fluviales, inductor de procesos de restauración en bosques secundarios, protección de mantos acuíferos, recuperación de suelos (se sospecha que la planta es fijadora de nitrógeno), restauración de yermos. Industriales: La madera no es durable en contacto con el suelo, su peso específico es de 0,7 y se usa para fabricar cajas para embalaje y como combustible (leña y carbón). Adicionalmente las plantas de esta especie se han empleado en proyectos de melicultura. Medicinales: La planta tiene propiedades antihelmínticas, antirreumáticas, galactogogas, hipotensoras; se ha empleado para tratar la nefritis y como tónico sanguíneo. En algunas zonas rurales el producto de las cortezas dejadas reposar en agua templada se toma 24 horas después para regular la tensión arterial. En el mismo contexto la infusión de sus hojas se usa para tratar afecciones hepáticas, nefríticas y articulares y los cataplasmas de las mismas se emplean para tratar el herpes zóster. A nivel veterinario se ha usado para tratar cólicos y hernias en caballos y en casos de retención placentaria en vacas.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Francos, franco arenosos o franco arcillosos, fértiles, profundos, moderadamente o bien drenados; las plantas de esta especie son tolerantes a suelos muy ácidos, infértiles y ocasionalmente encharcados; pH (4,5)5 a 6,5(7,0). Temperatura: Media (16-)27 a 30(-33) °C; mínima (-1)20 °C; máxima 38 °C. Precipitación promedio anual: (800-)1500 a 3000(-5000) mm. Meses secos por año: Datos ignotos.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse aproximadamente 4 millones de semillas, con un porcentaje de pureza de 75 a 80%. Para acelerar el proceso de germinación no son necesarios tratamientos pregerminativos. Las semillas suelen germinar entre los 25 y los 35 días después de la siembra. Se recomienda almacenarlas en recipientes herméticos, con un porcentaje de humedad inicial que oscile entre 7 y 8% y a una temperatura de 18 °C, en cámaras de almacenamiento u oficinas con aire acondicionado. Las plántulas necesitan pasar 6 meses en el vivero antes de su traslado al campo, y requieren de luz durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre 0 y 2%.
 
Reproducción asexual:
Los esquejes de 2,2 a 2,8 cm de diámetro y 20 cm de longitud, con al menos 2 brotes vegetativos se reportan funcionales, con una tasa de éxito de 92% (esquejes de mayores tamaños se usan casi exclusivamente cuando las plantas de destinan para cercas vivas). Se menciona que el extremo del esqueje que queda expuesto se debe cubrir con parafina para evitar su deshidratación, y que si el corte de la parte que va a ser enterrada se hace por debajo del nudo habrá una mayor proliferación de raíces.
 
Silvicultura:
En bancos forrajeros proteínicos se ha establecido en distanciamientos de siembra 0,5 x 0,5 m y de 1 x 1 m, además se han establecido plantaciones en línea a 1 x 1 m de distancia.
 
En la zona de vida de bosque seco tropical, cuando se requiere desarrollar cultivos con esta especie, es necesario modificar el sistema para que esta se desarrolle de una forma adecuada, utilizando un estrato alto que proporcione sombra y conserve la humedad, este estrato podría estar compuesto florísticamente por arboles resistentes a la sequía como Guazuma ulmifolia, Maclura tinctoria y Prosopis juliflora.
 
Según investigaciones realizadas la altura ideal para la poda es de 1 m, realizando el corte de una forma que no atrofie los nudos; en zonas de vida de bosque seco se recomienda realizar la poda entre 1,3 y 1,5 m. Respecto a la fertilización, hacen falta estudios para cuando las plantas se establecen en cultivos, sin embargo algunos investigadores han observado una disminución en la producción de biomasa y calidad de nutrientes a partir del cuarto año de producción sin fertilización. En el caso de los bancos forrajeros proteínicos, debido a periodicidad de las podas es recomendable aplicar fertilización orgánica, con el fin de evitar el agotamiento del suelo.
 
Plagas y enfermedades:
No se han reportado ni plagas ni enfermedades de importancia para la especie.
 
Criterios de restricción:
No existen.