120x120
Theobroma cacao L.
Familia: Malvaceae
 
Sinónimos:

 
Nombres vernáculos:
Cacahuatzaua, cacao, cacao calabacillo, cacao criollo, cacao lagarto, cacaocuáhuitl.
IMAGENES
Descripción:
Arbusto o árbol, de 2-15 m. Hojas alternas, simples, de 18-37 x 5-11 cm, elípticas, elíptico-oblongas o lanceoladas, márgenes enteros o levemente sinuados; con estípulas. Inflorescencias cimosas, caulifloras, naciendo sobre pequeñas protuberancias. Flores blanco-cremosas. Frutos de 9-22 cm, globosos a fusiformes y amarillos en la madurez.
 
Diagnóstico:
Árboles o arbustos hermafroditas, perennifolios, caulifloros, con la copa amplia, subumbelada o subglobosa, los troncos cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes prominentes; la corteza externa pardo-oscura, lisa; las hojas alternas, simples, glabras, con los márgenes enteros, los pecíolos tumescentes en ambos extremos; las inflorescencias cimosas y caulifloras. Flores blanco-cremosas, sin calículo, los cálices con 5 sépalos separados o más o menos connatos, las corolas con 5 pétalos contortos, divididos en 2 mitades [la inferior (la uña) cuculada y adosada al tubo estaminal y la superior (la lámina) redondeada o espatulada], el androceo con los estambres en 2 verticilos unidos en la base (el verticilo externo con 5 estaminodios, petaloides o lineares opuestos a los sépalos, el verticilo interno con 5 estambres fértiles, opuestos a los pétalos), los filamentos cortos, 2-3-ramificados, cada rama con una antera diteca, longitudinalmente dehiscente, ocultas en la capucha de los pétalos, el ovario 5-locular. Bayas amarillas en la madurez, con surcos longitudinales y semillas embebidas en una pulpa blanca, acídula y comestible.
 
Distribución:
De EE.UU. a Brasil, Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela, las Antillas, Camerún y Tanzania. En bosques húmedos y muy húmedos, de 0-1200 m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a noviembre. Frutos observados de febrero a diciembre.
 
El nombre del género se deriva de las palabras griegas theo (dios) y broma (alimento, manjar), “manjar de los dioses”.
 
El nombre del epíteto tiene su origen en la palabra náuatl cacahuatl.
 
La planta es hospedera de los lepidópteros Alpenus maculosa, A. schraderi rattrayi, Amerila luteibarba, Carmenta foraseminis, C. theobromae, Chalodeta lypera, Ectomyelois muriscus, Emesis mandana mandana, Lirimiris meridionalis, Spilosoma aurantiaca, S. curvilinea, Theope eudocia pulchralis.
 
Usos:
Agroforestales: Como abono verde, cultivos mixtos (bananos, pimienta, plátanos), huertos familiares y plantaciones comerciales puras o mezcladas (con Calophyllum brasiliense, Cedrela odorata, Cojoba arborea, Cordia megalantha, Gliricidia sepium, Guarea grandifolia, Hieronyma alchorneoides, Huertea cubensis, Ilex tectonica, Magnolia yoroconte, Tabebuia donnell-smithii, T. rosea, Terminalia amazonia, T. superba, Vitex gaumeri, etc.). Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestres, conservación de suelos, estabilización de cauces fluviales, protección de mantos acuíferos y restauración de yermos. Industriales: La corteza tiene fibras que se pueden usar para hacer cuerdas. La madera se usa en construcciones rurales y como combustible (leña y carbón). El epicarpo de los frutos, seco o húmedo, puede usarse como forraje para el ganado caprino, porcino y bovino, sin embargo por el contenido de theobramina de las cáscaras, las cantidades de éstas en la alimentación deben ser limitadas; con ellas también se fabrica jabón en Ghana y Nigeria. Un pigmento extraído de las cortezas es usado en Japón por la industria alimenticia, y que ha demostrado actividad citotóxica contra el virus de inmunodeficiencia humana in vitro. La pulpa de las semillas es rica en azúcar, pentosa, ácido cítrico y sales, y se puede usar también para elaborar jaleas, alcohol y vinagre, entre otras cosas. Las semillas contienen 49,1% de aceite, así como ácido esteárico, láurico y palmítico, también los alcaloides theobramina (que tiene efectos diuréticos y antiinflamatorios, por lo que se recomienda como remedio en casos de nefritis) y teofilina (potente estimulante cardiovascular y del sistema nervioso central, que tiene propiedades diuréticas y broncodilatadoras). La “manteca” de cacao tiene propiedades emolientes y es muy apropiada para proteger la piel excoriada o escaldada; también es una admirable base para supositorios. Medicinales: En las Guayanas usan la infusión de la pulpa de las semillas (previamente asada) para tratar la anemia. Adicionalmente se ha empleado como antihelmíntico, antiséptico, dentífrico, diurético, emenagogo y vulnerario.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: De origen aluvial, limosos o franco-arenosos, profundos, fértiles, bien drenados; pH (4-)5-6,5(-8). Temperatura: Media 18-28,5 °C; mínima 13-18 °C; máxima 30-35,5 °C. Precipitación promedio anual: (480-)1500-2000(-4500) mm. Meses secos por año: 0-3.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kg pueden hallarse de 440 a 528 semillas. Para acelerar el proceso de germinación no se han hallado datos concretos sobre tratamientos pregerminativos. Las semillas suelen germinar entre los 4 y los 6 días posteriores a la siembra y se pueden almacenar en presencia de un fungicida (Thiram) a una humedad relativa que oscile entre 20 y 98%, manteniéndose viables (con porcentajes de germinación de 24%) hasta por 8 meses. Se reporta que la temperatura óptima de almacenamiento es de 17 °C. Las plántulas necesitan pasar de 10 a 12 meses en el vivero antes de su traslado al campo cuando alcancen una altura de ca. 40 cm.
 
Datos de germinación:
La germinación es epígea. Las semillas frescas contienen aproximadamente de 40 a 45% de agua en base al peso seco. La capacidad de germinación de las mismas se mantiene al 100% hasta alcanzar un 20 o 25% de contenido de humedad, a partir de este punto el porcentaje de germinación desciende precipitadamente hasta llegar a 16% de humedad, donde la germinación se convierte en 0%.
 
Reproducción asexual:
Los esquejes (de 15 cm de longitud por 1 cm de diámetro), los cortes de tallos, injertos y el cultivo de tejidos se reportan funcionales.
 
Plagas:
Se reportan daños a las raíces, tallos, hojas, frutos y semillas por parte de los hongos patógenos: Ceratocystis fimbriata, Crinipellis perniciosa, Moniliophthora rorei, Phytophthora capsici, P. citrophthora, P. palmivora y P. megakarya.
 
Criterios de restricción:
No existen.