120x120
Talipariti tiliaceum (L.) Fryxell
Familia: Malvaceae
 
Sinónimos:
Hibiscus tiliaceus.
 
Nombres vernáculos:
Majagua.
IMAGENES
Descripción:
Arbusto o árbol, de 1-9 m. Hojas alternas, simples, de 10-17,5 x 9-16 cm, ampliamente ovadas, los márgenes enteros o denticulados; con estípulas. Inflorescencias unifloras. Flores amarillas que se tornan anaranjadas con el tiempo. Frutos de ca. 2 cm, ovoides, dehiscentes en 5 valvas, antrorsamente pubescentes.
 
Diagnóstico:
Árboles o arbustos hermafroditas, perennifolios, con la copa densa, subglobosa o irregular; los troncos cilíndricos en sección transversal, usualmente muy ramificados a baja altura, sin contrafuertes; la corteza externa grisácea, lisa, que se desprende en bandas largas al tirar de ella; mucílago presente. Hojas alternas, simples, con 1-5 nectarios en la base (por el envés); las inflorescencias unifloras. Flores amarillas que se tornan anaranjadas, el calículo gamofilo, 8-20 dentado, los cálices velutinos, con un nectario en la costa de cada lóbulo; las corolas con 5 pétalos imbricado-convolutos, el androceo monadelfo, generalmente con numerosas anteras reniformes, el ovario súpero, con 5 estilos apicalmente separados. Cápsulas polispermas, 5-valvadas, con los cálices persistentes.
 
Distribución:
De México a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, las Antillas, República de Vanuatu, Sudáfrica y Tanzania. En bosques húmedos y muy húmedos, de 0-400 m.
 
Historia natural:
Flores observadas todo el año. Frutos observados en enero y febrero.
 
El nombre del género fue propuesto por Pryxell (2001) para agrupar una serie de especies previamente publicadas en géneros considerados ilegítimos, como Pariti Adans. y Paritium A. St.-Hil.; finalmente (para resumir la laberíntica discusión sobre la circunscripción taxonómica de los géneros relacionados a Hibiscus L.) éste mantuvo la raíz pariti, que de alguna manera se refiere a un nombre autóctono relacionado a Hibiscus s. l. y le agregó el prefijo Tali- que hace alusión al nombre (también autóctono) que le dan las indígenas a una suerte de enjuague para el cabello, elaborado con el mucílago que extraen de la planta.
 
El nombre del epíteto hace alusión a que la planta se asemeja de alguna manera al género Tilia L./Malvaceae, muy probablemente en la forma de sus hojas.
 
En Mesoamérica se halla Talipariti tiliaceum var. pernambucense (Arruda) Fryxell.
 
Usos:
Agroforestales: Como cercas vivas, cortinas compevientos y delimitación de linderos. Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestres, conservación de suelos, control de la erosión, estabilización de dunas, rehabilitación costera y restauración de yermos. Industriales: Con la corteza se fabrican cuerdas, esteras, tejidos, y se dice que sirve para calafatear canoas. La madera se usa para construir canoas, para talla de esculturas, flotadores y boyas para pesca, para pulpa para papel (el papel no es de buena calidad porque las fibras son muy cortas, por lo que se usa solo para envolturas) y como combustible (leña). Las hojas tiernas y las flores son comestibles. Adicionalmente las plantas de esta especie se han empleado en proyectos de arboricultura. Medicinales: La corteza y las raíces tienen propiedades antipiréticas. La infusión de las hojas tiene propiedades béquicas y se usa para tratar la faringitis. Los cataplasmas de las mismas tienen propiedades antiflogísticas y vulnerarias. Las flores tienen propiedades antiasmáticas y laxantes y se usan tópicamente en casos de alopecia.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Arenosos, calizos, coralinos o de origen basáltico, fértiles y bien drenados o periódicamente inundados; las plantas de esta especie toleran suelos pobres y salinos así como el rocío marítimo; pH 5,0-8,5. Temperatura: Media 24 °C; mínima 5 °C; máxima 41 °C. Precipitación promedio anual: 900-2500 mm. Meses secos por año: 0-5.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kg pueden hallarse alrededor de 62.893 semillas. Para acelerar el proceso de germinación se recomienda la escarificación mecánica de la testa seminal; también la imbibición de las semillas en agua templada o la inmersión en ácido sulfúrico (en cualquiera de los dos últimos casos, no se halló el tiempo sugerido del procedimiento). Las semillas suelen germinar entre los 8 y los 15 días posteriores a la siembra. Semillas almacenadas por 14 años en condiciones de salón han llegado a mostrar porcentajes de germinación de 5%. El tiempo que deben pasar las plántulas en el vivero antes de su traslado al campo es ignoto.
 
Datos de germinación:
Usando tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre 80 y 100%.
 
Reproducción asexual:
Los esquejes subleñosos de 2-3 m se reportan funcionales y se dice que enraízan rápidamente.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de restricción:
No existen.