120x120
Swietenia macrophylla King
Familia: Meliaceae
 
Sinónimos:
Swietenia belizensis, S. candollei.
 
Nombres vernáculos:
Caoba, caobo, cóbano, mahogany, rosadillo, yulu (misquito).
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 7-40 m. Hojas alternas, compuestas, paripinnadas de hasta 30 cm, con 3-6 pares de folíolos (de 9-18 x 3-5,5 cm), de oblongos a oblongo-lanceolados, con los márgenes enteros; exestipuladas. Inflorescencia paniculadas de 10-18 cm. Flores blancas; cálices 5-lobulados, los lóbulos de 1-1,5 mm; corolas con los pétalos de 2-2,5 mm. Frutos de 10-22 cm, leñosos, ovoides, dehiscentes, 5-valvados.
 
Diagnóstico:
Árboles monoicos, caducifolios o perennifolios; copa abierta, redondeada, umbelada o subglobosa; troncos esbeltos, cilíndricos o ligeramente acanalados en sección transversal, con contrafuertes prominentes; corteza externa grisácea, fisurada, desprendiéndose en escamas alargadas (en individuos maduros). Hojas alternas, paripinnadas, con los folíolos opuestos, usualmente glabros. Inflorescencias paniculadas. Flores con los filamentos estaminales connatos en un tubo cupuliforme o urceolado; cápsulas leñosas, dehiscentes por 5 valvas y las semillas aladas.
 
Distribución:
Nativo desde México a Bolivia, Brasil y Perú. En bosques húmedos y secos; de 0-1000 (-2100) m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a mayo y de noviembre a diciembre. Frutos observados en febrero, marzo y de julio a noviembre.
 
El nombre del género honra la memoria del médico holandés Gerard van Swieten (1700-1772). van Swieten llego a ser el médico personal de la emperatriz María Teresa de Austria. Creó un jardín botánico y un laboratorio de química que fueron dirigidos por Nikolaus Joseph von Jacquin, quien posteriormente le dedico el género en cuestión.
 
El nombre del epíteto se deriva de las palabras griegas macro– (grande) y phylla (que da hojas) “que da hojas grandes”.
 
Usos:
Agroforestales: Cultivos mixtos (banano, camote, frijoles, maíz, yuca), setos, fajas de enriquecimiento en bosques naturales, plantaciones forestales mixtas, sombra para cultivos (cacao, café). Ecológicos: Estabilización de dunas, protección de suelos (control de la erosión). Industriales: De la corteza se extraen taninos usados en la industria de la tenería, también se obtienen de ella tintes. La madera es altamente apreciada y se usa en ebanistería (muebles de lujo, artículos deportivos, chapas decorativas, modelos, maquetas), construcción general (puertas, marcos para ventanas, paneles) y naval (partes de navíos, canoas de una sola pieza). También los árboles de esta especie son bien acogidos en proyectos de arboricultura. Medicinales: Se ha empleado en casos de alopecia, fiebre, malaria, neurosis, verrugas; como astringente, febrífugo, relajante, tónico y en la elaboración de jabones. La infusión de la corteza tiene propiedades antidiarreicas y febrífugas. Las semillas son amargas y astringentes y se usan en casos de odontalgia; también tienen aceites que se usan en la industria de la cosmetología.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Arcilloso-arenosos, franco-arenosos, franco-arcillosos, incluso calizos, fértiles, someros, moderadamente profundos a profundos, bien drenados; las plantas toleran suelos ocasionalmente inundados; pH (4,5-) 6,9-7,7. Temperatura: Media: 22-28 °C; mínima: 11-22 °C; máxima: 24-32 °C. Precipitación promedio anual: 1500-4200 mm. Meses secos por año: 0-4.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se estima que en un kilogramo pueden hallarse entre 1300 y 2300 semillas. Para acelerar la germinación se recomienda cortar el ala de la semilla y para uniformizar la misma se aconseja remojarlas por 24 horas antes de la siembra. Suelen germinar entre los 10 y los 20 días posteriores a la misma. Las semillas almacenadas a temperatura ambiente se mantienen viables hasta por hasta 8 meses, si se conservan a 3 °C su viabilidad se puede prolongar hasta por 8 años. Se aconseja que las plántulas pasen en el vivero de 3 a 4 meses antes de ser trasladadas al campo, requieren plena luz durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pregerminativos se han obtenido porcentajes de germinación que oscilan entre 58 y 90%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Las larvas de la polilla barrenadora Hypsipyla grandella atacan los brotes jóvenes de las plantas (principalmente en plantaciones) causando la bifurcación de los tallos y su consecuente merma en el valor comercial.
 
Criterios de restricción:
CITES (Belice, Guatemala y México III; Honduras y Nicaragua II). Lista roja UICN (vulnerable). Costa Rica, MINAE 25 700, publicado en La Gaceta n.° 11, de 16 enero 1997.