120x120
Schizolobium parahyba (Vell.) S.F. Blake
Familia: Fabaceae
 
Sinónimos:
Caesalpinia parahyba, Cassia parahyba, Schizolobium excelsum.
 
Nombres vernáculos:
Árbol de zope, copté, cuchillal, gallinazo, gavilán, guanacaste, judío, palo de judío, palo de picho, plumajillo, zorra.
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 15-30 (-40) m. Hojas alternas, compuestas, bipinnadas; pecíolos de hasta 30 cm, raquis de 50-100 cm, aplanados o surcados adaxialmente, con (9-) 15-20 pares pinnas con 10-25 pares de folíolos por pinna (de 1,5-3 x 0,4-0,8 cm), oblongos; con estípulas. Inflorescencias racimos axilares o panículas terminales de 20-50 cm. Flores amarillas, con los pedicelos articulados; cálices de 6-10 mm, 5-lobulados, los lóbulos de 3-7 mm; corolas con 5 pétalos, de 1,5-2 cm, obovado-espatulados. Frutos de 8-12 cm, oblanceolado-espatulados, aplanados y tardíamente dehiscentes, reticulados, la cubierta interna delgada, membranácea.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, caducifolios, con la copa abierta, extendida, obtriangular, a veces estratificada y con las ramas subverticiladas; troncos esbeltos, cilíndricos en sección transversal, con contrafuertes laminares y sinuosos; ramitas glabras, verdosas, en las partes jóvenes normalmente víscidas. Hojas alternas, bipinnadas, con los folíolos oblongos, asimétricos y con numerosos nervios secundarios subparalelos. Inflorescencias racemosas o paniculadas. Flores muy llamativas, amarillas y las legumbres aplanadas, tardíamente dehiscentes y monospermas.
 
Distribución:
De México a Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. En bosques húmedos, muy húmedos y secos; de 0-900 m.
 
Historia natural:
Flores observadas en julio y de noviembre a febrero. Frutos observados de febrero a junio.
 
El nombre del género se deriva de las palabras griegas schizo–(dividido) y lobium (vaina) “con vainas divididas”, aludiendo a la separación entre las capas internas y externas de las legumbres en la madurez.
 
El nombre del epíteto alude a que la planta es originaria, o se publicó con material procedente de Parahyba, en Brasil.
 
Usos:
Agroforestales: Árboles dispersos en potreros (sombra y refugio para el ganado), barrera contra heladas, cultivos mixtos (banano, café, pastos, yuca), setos, enriquecimiento de bosques naturales, plantaciones puras (para plywood), sombra para cultivos temporales, tutores para plantas de pimienta y vainilla. Ecológicos: Estabilización de cauces fluviales, recuperación y enriquecimiento de suelos (al ser una especie pionera y fijadora de nitrógeno). Industriales: La corteza tiene taninos que pueden usarse en la industria de la tenería. La madera se emplea en construcción general, principalmente en elementos interiores (paneles, paredes, muebles, puertas, parquet), también para contrachapados, cajas de embalaje (para bananos), modelos de aeromodelismo, cabos de cerillas, pulpa para papel y como combustible (leña). Adicionalmente los árboles de esta especie son aptos para proyectos de melicultura y arboricultura. Medicinales: Los extractos de la corteza tienen propiedades astringentes.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Arcillosos, profundos, fértiles, bien drenados, inclusive calizos, rocosos y pobres; las plantas son intolerables a suelos arenosos, infértiles o con drenaje deficiente; pH 5,5-7. Temperatura: Media: 19-23 °C; mínima: (9-) 15-20 °C; máxima: 23-27 (-30) °C. Precipitación promedio anual: 1100-2500 mm. Meses secos por año: 0-5.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se estima que en un kilogramo pueden hallarse de 550 a 1600 (-5900) semillas. Para acelerar la germinación se recomienda la escarificación de la testa por medios mecánicos, químicos (usando ácido sulfúrico durante 5 minutos), o mediante el uso de agua hirviendo (inmersión por 4 a 10 minutos). Las semillas suelen germinar entre los 6 y los 15 (-18) días después de la siembra. Si éstas se almacenan a 20 °C se mantienen viables hasta por 12 meses, si se conservan a 4 °C, la viabilidad se puede extender hasta por 3 años. Se aconseja que las plántulas pasen en el vivero de 3 a 4 meses antes de ser trasladadas al campo, y requieren plena luz durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Usando tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se han obtenido porcentajes de germinación que oscilan entre 85 y 90%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
En Brasil se reporta el ataque de la broca de la madera (Acanthoderes jaspidea) en árboles jóvenes durante los primeros 4 años de vida. En la fase de vivero las plántulas suelen ser atacadas por los hongos Fusarium spp., Pythium spp., Phytophthora spp., y Rhizoctonia spp., éstos suelen causar la enfermedad llamada “mal del talluelo”.
 
Criterios de Restricción:
No existen.