120x120
Sapium glandulosum (L.) Morong
Familia: Euphorbiaceae
 
Sinónimos:
Sapium jamaicense.
 
Nombres vernáculos:
Lecheguaco, lechoso, olivo, palo de leche, yos.
IMAGENES
Descripción:
Árbol, de 5-20 m. Hojas alternas, simples, de 4-18 x 2-7 cm, de ovadas a elíptico-oblongas, márgenes de subenteros a aserrados; con estípulas. Inflorescencias de 4-18 cm, espigas terminales y solitarias. Frutos de 0,7-1 cm, sésiles o cortamente pedicelados, subglobosos o subovoides, usualmente con 6 surcos o costillas longitudinales.
 
Diagnóstico:
Árboles monoicos, caducifolios o perennifolios, con la copa subglobosa o umbelada y las ramas ascendentes; los troncos cilíndricos en sección transversal, con contrafuertes medianamente desarrollados; la corteza externa grisácea o blanquecina, brillante, lisa, que se exfolia en placas rectangulares, con cicatrices horizontales; abundante látex blanco; las hojas alternas, simples, coriáceas, y pecíolo con 2(-4) glándulas en el ápice; las inflorescencias espigadas, terminales y solitarias. Flores monoclamídeas, con los cálices gamosépalos, sustentadas por brácteas biglandulares, las estaminadas agrupadas en la parte superior de la espiga, las pistiladas solitarias en la parte proximal de la espiga. Cápsulas surcadas longitudinalmente con la columela persistente y las semillas ariladas (los arilos rojos o anaranjados).
 
Distribución:
De México a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y las Antillas. En bosques húmedos, muy húmedos, pluviales y secos, de 0-2000 m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a julio y de octubre a diciembre. Frutos observados de enero a septiembre.
 
El nombre del género aparentemente tiene su origen en una palabra celta que significa “grasoso, untoso”, que Plinio originalmente había usado para llamar a una especie de pino y a su resina. Jacquin, sirviéndose del mismo sentido, aplica el nombre a un árbol que produce “un jugo untoso y venenoso”.
 
El nombre del epíteto alude a que los pecíolos de las hojas tienen glándulas.
 
Usos:
Agroforestales: Como cercas vivas, corredores riparios, delimitación de linderos y sombra para cultivos permanentes. Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de aves silvestres, conservación de suelos, estabilización de cauces fluviales, protección contra la erosión y de mantos acuíferos y restauración de yermos. Industriales: La madera se puede utilizar para la fabricación de cajas para embalaje, elementos interiores (paneles, marcos para puertas y ventanas), en postes para cercas (previamente tratados), como pulpa para papel y como combustible (leña y carbón). Medicinales: La savia de la planta se ha usado contra la esclerosis y las verrugas.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: De origen volcánico o aluvial, arcillosos, arenosos, limosos, incluso algo rocosos y bien drenados; los árboles de esta especie toleran suelos degradados; pH: datos ignotos. Temperatura: Datos ignotos. Precipitación promedio anual: Datos ignotos. Meses secos por año: Datos ignotos.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kg pueden hallarse de 23.000 a 29.412 semillas. Los tratamientos pregerminativos (en caso de existir) son ignotos. Las semillas suelen germinar entre los 10 y los 35(-272) días posteriores a la siembra y se pueden almacenar a 20 °C, manteniéndose viables hasta por 15 meses. Las plántulas necesitan pasar de 2 a 3 meses en el vivero antes de su traslado al campo (cuando las mismas alcancen una altura de 25-30 cm), y requieren de luz plena durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación de 70%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de restricción:
No existen.