120x120
Pentaclethra macroloba (Willd.) Kuntze
Familia: Fabaceae
 
Sinónimos:

 
Nombres vernáculos:
Carbonero, gavilán, gavilán quebracho, mulato, palo de aceite, quebracho, sangredo.
IMAGENES
Descripción:
Árbol, de 8-35 m. Hojas alternas, compuestas, bipinnadas; pecíolos y raquis eglandulares, con 15-30 pares de pinnas, cada pinna con 15-20 de folíolos de 6-9 x 1-2 mm, lineares, con los margenes enteros; con estípulas. Inflorescencias de 16-25 cm, espigadas. Flores blancas. Frutos de 20-40 cm, linear-espatulados, aplanados, leñosos, erectos en las ramas.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, perennifolios, con la copa amplia, densa, subglobosa, los troncos irregulares hasta acanalados o retorcidos en sección transversal, con contrafuertes pequeños o medianamente desarrollados; la corteza externa parda o pardo-grisácea, lisa. Hojas alternas, bipinnadas, con los pecíolos y el raquis eglandulares; las inflorescencias espigadas. Flores sésiles y dispuestas en fóveas del raquis; con los cálices cupuliformes, 5-lobulados, las corolas campanuladas, 5-lobuladas, 5 estambres con 1 glándula persistente sobre las anteras y 5 estaminodios. Legumbres linear-espatuladas, aplanadas, leñosas, dehiscentes elásticamente, con las semillas lenticular-espatuladas y sin arilos.
 
Distribución:
De Nicaragua a Brasil, Colombia, las Guayanas, Surinam y Venezuela. En bosques húmedos y muy húmedos, de 0-400 m.
 
Historia natural:
Flores observadas en enero y de marzo a diciembre. Frutos observados de febrero a noviembre.
 
El nombre del género se deriva de las palabras griegas penta- (cinco) y clethra (fenestra), “con cinco fenestras”. La alusión es algo ignota, ya que la morfología de las hojas y flores no muestran fenestra alguna, sin embargo existe un tipo de granos de polen tectados llamados “fenestrados”, que se caracterizan por tener lagunas o pseudoporos dispuestos simétricamente, no obstante tampoco se ha logrado averiguar si este tipo de polen caracteriza al género.
 
El nombre del epíteto se origina de las palabras griegas macro- (grande) y lobos (vaina). “con vainas grandes”.
 
Usos:
Agroforestales: Como árboles aislados en potreros (refugio y sombra para el ganado), bosquetes de refugio, corredores riparios, delimitación de linderos y plantaciones forestales puras o mezcladas. Ecológicos: Conservación de suelos, estabilización de cauces fluviales, protección de mantos acuíferos, recuperación y enriquecimiento de suelos (al ser una especie fijadora de nitrógeno) y restauración de yermos. Industriales: De la corteza se extraen taninos que se pueden usar en la industria de la tenería. La madera se puede emplear en construcción general, para la construcción de muebles, gabinetes, huellas de senderos y como combustible (leña). Las flores constituyen una buena fuente de néctar. De las semillas, se puede extraer un aceite útil para cocinar y fabricar lubricantes y jabones, sin embargo contiene alcaloides rodenticidas. Adicionalmente los árboles de esta especie se han empleado en proyectos de arboricultura. Medicinales: En las Guayanas utilizan la savia como vulnerario. La infusión de la corteza la usan como alexitérico, antiséptico, antihemorrágico, colagogo, emético, febrífugo, vulnerario y la emplean en casos de asma, bronquitis, disentería, ictericia y odontalgia. La madera macerada la usan como piscicida. La decocción de las hojas la administran contra el sarampión y la viruela. Los cataplasmas de las semillas los aplican sobre los piquetes de insectos y las mordeduras de serpientes.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Aluviales o residuales derivados de basaltos, ocasionalmente volcánicos, bien drenados, profundos; los árboles de esta especie suelen adaptarse a suelos mal drenados, pantanosos, ácidos y poco fértiles; pH NO HAY DATOS Temperatura: Media: 24-30 °C; mínima: datos ignotos; máxima: datos ignotos. Precipitación promedio anual: ?2500 mm. Meses secos por año: 0.
 
Producción de semillas, tratamientos pre germinativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kilogramo pueden hallarse de 280 a 300 semillas. Para acelerar el proceso de germinación no son necesarios tratamientos pre germinativos, no obstante, para uniformizar el proceso se recomienda la imbibición de las semillas en agua templada las 24 horas previas a la siembra. Las semillas se pueden sembrar directamente en germinadores o directamente en bolsas plásticas, realizando una siembra superficial y colocando verticalmente el lado agudo de la semilla dentro del sustrato. Suelen iniciar su germinación a los 8 o 10(-12) días de la siembra, y finaliza a los 30 días de la misma. Se pueden almacenar en condiciones ambientales y mantienen su viabilidad de 4 a 6 días, después de ese tiempo su poder germinativo disminuye rápidamente. Las plántulas necesitan pasar de 4 a 5 meses en el vivero antes de su traslado al campo (cuando éstas alcancen una altura de 35 a 40 cm) y requieren sombra durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pre germinativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre (80-)90 y 95%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Silvicultura:
Las plantas se siembran a distancias de 3 x 3 y 4 x 3 en plantaciones puras y mixtas, presentando problemas de forma y formación de ramas desde la base o en el primer cuarto basal.
 
Plagas:
Se reportan daños a los estípites por parte de los curculiónidos Amphicranus micans, Coptoborus vespatorius y Teloplatypus excisus; al follaje por parte de Abana gigas (Cicadelidae), Amorbia rectangularis (Tortricidae), Homeomastax robertsi (Eumastacidae), Iphiclus conspicillatus (Erotylidae). Se reporta también que las aves Psarocolius montezuma y P. wagleri abren las legumbres sin comer sus semillas. Adicionalmente las larvas de los lepidópteros Epimecis spp. y Sematura lunus, forman parte de las principales pestes que afectan el desarrollo de las plantas de esta especie.
 
Criterios de restricción:
No existen.