120x120
Pennisetum clandestinum Hochst. ex Chiov.
Familia: Poaceae
 
Sinónimos:
Cenchrus clandestinus (Hochst. ex Chiov.) Morrone.
 
Nombres vernáculos:
Grama, kikuyo, pasto africano, pasto kikuyo, tapete.
IMAGENES
Descripción:
Hierba perenne, rastrera, profusamente ramificada; los culmos distalmente erectos, de 0,1 a 0,4(-0,7) m, brotando de estolones y rizomas, los entrenudos breves y densamente cubiertos por las vainas traslapadas. Hojas con las vainas glabras o hirsuto-papilosas, las lígulas ciliadas, láminas foliares de 3 a 9(-30) cm, lineares. Inflorescencias reducidas a un grupo de 1 a 4 espigas sésiles, usualmente ocultas en la vainas superiores, con solo la sección apical expuesta. Espiguillas sin desarticularse de la planta, cada una rodeada por un fascículo basal de cerdas esbeltas, de aproximadamente la mitad de la longitud de la misma; las espiguillas angostamente lanceoladas, esbeltas o aguzadas apicalmente; primera gluma ausente, segunda gluma ausente o reducida a una diminuta escama enervia. Lema inferior similar a la superior, de 19-22 mm, la inferior 10-13-nervada, vacía y sin palea, la superior 10-12-nervada, con una palea 2-7-nervada; lodiculas ausentes; flósculos usualmente hermafroditas, proteróginos.
 
Diagnóstico:
Hierba perenne, densamente rastrera, los culmos distalmente erectos de hasta 70 cm (cuando están sin efecto del pastoreo), brotando de rizomas o estolones; hojas con las vainas glabras o hirsuto-papilosas, carinadas y con las lígulas ciliadas; inflorescencias espigas dispuestas en grupos de 1-4, usualmente ocultas en la vainas superiores, con solo la sección apical expuesta, rodeadas por un fascículo de cerdas esbeltas. Flósculos hermafroditas, proteróginos, con los estambres erectos y el estigma solitario.
 
Distribución:
Nativa de África tropical y ampliamente cultivada en las zonas templadas, tropicales y subtropicales del mundo. En bosques húmedos y pluviales, de 1400 a 4000 m (aunque la mejor producción de forrajes suele darse en un ámbito entre 2000 y 2800 m).
 
Historia natural:
Flores observadas en octubre y noviembre.
 
El crecimiento activo de la planta es favorecido por un ambiente muy húmedo y son moderadamente tolerantes a la sombra. Aunque se reporta infrecuente que se incendie, al ocurrir un evento severo, la hierba suele rebrotar con rapidez en virtud de que su sistema radicular permanece ileso. La defoliación es necesaria para mantener la calidad y la palatividad del follaje. Se dice que la floración es alentada por la siega constante o el pastoreo intensivo.
 
El nombre del género se deriva de las palabras latinas penni- (pluma) y seti (seta), “con setas plumosas”.
 
El nombre del epíteto alude a que sus espiguillas están ocultas y casi invisibles dentro de las vainas distales.
 
Hábitat:
Áreas silvestres perturbadas, ruderales o cenagosas, cultivos, ecotonos nemorales, bosques intervenidos.
 
Usos:
Agroforestales: Conservación de suelos, forraje (pastoreo permanente y de rotación, corte y acarreo, ensilaje, henolaje y henificación). Industriales: Céspedes ornamentales y deportivos. Medicinales: Datos ignotos.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Se desarrolla plenamente en suelos muy fértiles, de origen aluvial o volcánico, arenosos, arcillosos o limosos, preferiblemente si son moderadamente drenados, esta pastura tolera altas concentraciones de manganeso, aluminio, condiciones moderadas de salinidad y sequía e inundaciones hasta de 10 días continuos; pH (4,5-)5,5 a 7. Temperatura: Media 18 a 21 °C; mínima 9 °C; máxima 25 °C (la pastura se desarrolla vigorosamente a temperaturas entre 16 y 21 °C, su crecimiento declina al llegar cerca de los 7 °C, y se dice que a temperaturas de -7 °C sucumben sus culmos aéreos, pero el “tapete” estolonífero sobrevive). Precipitación promedio anual: De (800-)1000 a 1600(-3000) mm. Meses secos por año: <=5.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kilogramo pueden hallarse entre 400 000 y 450 000 semillas. En el transcurso de esta investigación no se hallaron datos referentes al tiempo de germinación de las semillas.
 
Datos de germinación:
Datos ignotos.
 
Algunos cultivares y accesiones avanzadas:
AZ-1, Wittet.
 
Establecimiento:
La plantación se puede originar por semilla o asexualmente. Las semillas se plantan a una razón de 1 a 2 kg/ha, cuando la temperatura del suelo ronde los 20 °C; condiciones atmosféricas prolongadamente húmedas tras la siembra aseguran un establecimiento definitivo. Las secciones de estolones y/o rizomas se pueden plantar en cuadrículas, en forma de “tapetes” o rollos superficiales o sobre eras separadas a entre sí a cada 50 o 100 cm.
 
Manejo:
Este cultivo tolera suelos húmedos, pero no anegados, por lo que debe mantenerse esta precaución cuando se someta a riego; ha de tenerse una extremada precaución con el control de hierbas invasoras ya que la adición de 3 L/ha de glisofato causa la muerte de las plantas. Pasturas bien fertilizadas pueden tener una capacidad de carga de 1,5 a 3/animales adultos/ha. Así las vacas pueden producir hasta 15 L de leche/día, y el ganado de carne rendir hasta 400 kg/ha/año, o bien 795 g/animal/día.
 
Fertilización:
Esta pastura es particularmente dependiente de la disposición de fósforo y nitrógeno, y aun cuando requiere de otros nutrientes también esenciales, la carencia de estos dos disminuye el rendimiento en sitios históricamente productivos. La renovación de estos cultivos debe incluir la incorporación de hierbas leguminosas, o en su defecto la consecuente fertilización, principalmente con fósforo y potasio. Para una buena producción se requieren al menos 150 kg/N/ha (aun cuando se reportan buenos rendimientos con menores cantidades) distribuidos en dos tractos (en zonas templadas se hacen en primavera y otoño) y los niveles disponibles de fósforo se deben mantener por arriba de 15 ppm.
 
Valor nutricional:
Cultivos convenientemente fertilizados producen una alimentación de alta calidad con más de un 25% de proteína cruda y una digestibilidad in vitro de materia seca de más de 70% (en hojas jóvenes). Los niveles de proteína cruda tienden a mantenerse altos por alrededor de 2 semanas, luego declinan rápidamente hasta por debajo del 10% a las 12 semanas, también la digestabilidad desciende hasta menos de 50% en el mismo período.
 
Palatabilidad:
Los brotes frescos son suaves y palatables, pero los longevos son rechazados por la mayoría de los animales. La presencia de hierbas leguminosas en el cultivo, aumenta la ingesta del pasto.
 
Toxicidad:
Una elevada adición de nitrógeno puede causar un prolífico crecimiento en las plantas, y a su vez una intoxicación por nitratos o casos de tumefacción (los cuales son más raros) a los rebaños. El hiperparatiroidismo en caballos y ocasionalmente nefrosis o hipocalcemia en rumiantes acontece al poseer las plantas un contenido excesivo de oxalatos (>=1,1% en materia seca), son algunas de las afecciones relacionadas a la dieta del ganado.
 
Producción de forraje:
Los rendimientos de la pastura son limitados por la fertilidad del suelo y la humedad ambiental. En condiciones óptimas de sitio, una producción que oscile entre 15 y 30 Tm/ha/año de materia seca no es rara, lo mismo ocurre si se enriquece el sitio con fertilizantes, principalmente nitrogenados.
 
Producción de semillas:
Rendimientos de 200 a 400 kg/semilla/ha, son normales y se mencionan algunos de hasta 700 kg/semilla/ha.
 
Especies compatibles:
Arachis pintoi, Trifolium burchellianum, T. repens, T. semipilosum, Vigna parkeri.
 
Plagas y enfermedades:
Se reportan afecciones fúngicas causadas por Bipolaris setariae, Phakopsora apoda, Pyricularia penniseticola y Verrucalvus flavofaciens. Los artrópodos (y sus larvas): Heteronychus arator, Rhopaea magnicornis, Sphenophorus venatus vestitus (Coleoptera); Inopus rubriceps (Diptera); Halticus chrysolepis, Sipha flava (Hemiptera); Herpetogramma licarsisalis, H. phaeopteralis y Spodoptera mauritia (Lepidoptera), se reportan como causantes de daños temporales a las pasturas.
 
Control de hierbas invasoras:
Las pasturas son susceptibles a los plaguicidas como glisofato, haloxifop e imazapyr.
 
Fortalezas:
Buena productividad bajo manejo intensivo, amplia cobertura del suelo, responde bien a la fertilización, apto para tierras altas en los trópicos y subtrópicos.
 
Limitaciones:
Requiere de suelos fértiles para su persistencia y producción, representa una competencia acérrima contra hierbas leguminosas, es susceptible a numerosas enfermedades y tiende a volverse invasivo.