120x120
Myroxylon balsamum (L.) Harms
Familia: Fabaceae
 
Sinónimos:
Myrospermum toluiferum, Toluifera balsamum.
 
Nombres vernáculos:
Árbol de balsámo, bálsamo, bálsamo del Perú, bálsamo de Tolú, chirraca, maharasa (misquito).
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 25-50 m. Hojas alternas, compuestas, imparipinnadas; pecíolos de 1-3,5 cm, raquis de 5-15 cm con 5-10 folíolos alternos de 3-11 x 1-5 cm de elípticos a lanceolados; con estípulas. Inflorescencias racemosas de 10-20 cm. Flores blancas, zigomorfas; cálices campanulados de 5-8 mm, con sépalos connatos; corolas dialipétalas, pétalos de 15-26 mm, vexilo orbicular, cordado basalmente. Frutos de 7-11 cm, coriáceos, angostamente obovados e indehiscentes.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, con la copa densa, globosa y las ramas ascendentes; troncos esbeltos, relativamente cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes prominentes; corteza externa de pardo-grisácea a amarillenta, bastamente lenticelada, fisurada y corchosa (en individuos adultos). La savia se torna rojiza con la oxidación, es de sabor amargo y se ha reportado con aroma seminal. Las hojas alternas, imparipinnadas, folíolos alternos con los ápices emarginados y con numerosos puntos y líneas translúcidas. Inflorescencias racemosas. Flores blancas, zigomorfas, con el vexilo orbicular. Frutos samaroides e indehiscentes.
 
Distribución:
Nativo desde México a Bolivia, las Guayanas y Venezuela. En bosques húmedos y muy húmedos; de 0-1000 (-1400) m.
 
Historia natural:
Flores observadas de diciembre a febrero. Frutos observados en enero, marzo de junio a agosto, y en noviembre y diciembre.
 
El nombre del género se deriva de las palabras griegas myro (ungüento) y xylon (madera), aludiendo a la resina medicinal que se extrae de los troncos.
 
El nombre del epíteto significa “bálsamo”.
 
Usos:
Agroforestales: Como sombra para cultivos (café y otros). Ecológicos: Para recuperación de suelos (por ser una especie fijadora de nitrógeno) y estabilización cauces fluviales. Industriales: La resina exudada por los troncos se utiliza para elaborar lociones, cosméticos, perfumes, desodorantes, detergentes, etc. La madera se ha empleado en construcción pesada (traviesas para vías férreas, ejes para carretas) y en construcción general (pisos, puertas, muebles, instrumentos musicales, artesanías). Medicinales: Se ha empleado como antiséptico, antiflogístico, bactericida, béquico, emenagogo, estomáquico, expectorante, fungicida, tónico, vermífugo y vulnerario; en casos de abscesos, asma, catarro, bronquitis, diarrea, disentería, gonorrea, laringitis, leucorrea, reumatismo, sarna, sífilis y tuberculosis, entre otras afecciones.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Calcáreos, rocosos o derivados de materiales ígneos, bien drenados; pH alcalino (datos numéricos ignotos). Temperatura: Media: 23-30 °C; mínima: datos ignotos; máxima: datos ignotos. Precipitación promedio anual: 1300-4000 mm. Meses secos por año: 0-6.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse de 1000 a 5000 semillas. En ocasiones suelen emplearse tratamientos pregerminativos que consisten en la inmersión de las semillas en agua a temperatura ambiente por 24 horas (a veces combinando la inmersión con un corte longitudinal al fruto), o bien en agua caliente (50 °C) por 5 minutos. Suelen germinar entre los 12 y los 15 (-30) días posteriores a la siembra. Almacenadas a temperatura ambiente conservan su viabilidad de 6 a 12 meses, si se conservan a 5 °C su viabilidad se puede prolongar hasta por 3 años. Las plántulas están listas para su traslado al campo al cabo de 4 a 6 (-10) meses de su germinación, y requieren de sombra durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre 60 y 75%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de restricción:
Costa Rica, MINAE 25 700, publicado en La Gaceta n.° 11 de 16 enero de 1997.