120x120
Hura crepitans L.
Familia: Euphorbiaceae
 
Sinónimos:
Hura brasiliensis, H. senegalensis, H. strepens.
 
Nombres vernáculos:
Árbol del diablo, ceiba, habilla, jabillo, javillo, molinillo.
IMAGENES
Descripción:
Árbol de hasta 40 m. Hojas alternas, simples, de 11-25 x 7-15 cm, ovadas, orbiculares o deltoides, márgenes crenados, algunas veces con los dientes glandulares, pecíolos con 2 glándulas en el ápice; con estípulas. Inflorescencias estaminadas de 2-5 cm. Flores pistiladas solitarias, axilares, rara vez en la base de las espigas estaminadas. Frutos de 5-8 cm de diámetro, leñosos, comprimidos en ambos extremos, con dehiscencia explosiva, con numerosas valvas.
 
Diagnóstico:
Árboles monoicos, perennifolios o subcaducifolios, con la copa amplia, densa, subglobosa, con las ramas ascendentes, los troncos cilíndricos en sección transversal, con contrafuertes prominentes; corteza externa blanquecina o pardo-amarillenta, lisa o fisurada, armada con numerosos aguijones cónicos (especialmente cuando los árboles son jóvenes); con látex rojizo abundante de todas las partes cortadas. Hojas alternas, simples, cordadas en la base, con los márgenes crenados y 2 glándulas en el ápice de los pecíolos. Flores apétalas, las pistiladas solitarias, políginas. Cápsulas leñosas, dehiscentes de manera explosiva y crepitante.
 
Distribución:
De Nicaragua a Brasil, Perú y las Antillas. En bosques húmedos, muy húmedos, pluviales y secos; de 0-1400 m.
 
Historia natural:
Flores y frutos observados la mayor parte del año.
 
El nombre del género corresponde con su nombre vernáculo en algunos países de América.
 
El nombre del epíteto alude al sonido que hacen las cápsulas al abrirse, que parecieran crepitar o chisporrotear.
 
Los frutos de Hura se reportan como parte de la dieta de Ara macao (guacamayo rojo), y Aratinga nana (perico azteco).
 
Usos:
Agroforestales: Como árboles de sombra, árboles junto a caminos, cercas vivas, plantaciones energéticas, sistemas de enriquecimiento de bosques, sombra para cultivos (cacao) y tutores para plantas de vainilla. Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de aves silvestres, estabilización de cauces fluviales y protección de mantos acuíferos. Industriales: La madera se ha utilizado en construcción de elementos interiores (paredes, enchapes, paneles, cielorrasos), ebanistería, postes para cercas, contrachapados, construcciones náuticas, en empalizadas, pequeños diques y como combustible (leña y carbón). Los carpelos de los frutos secos se usan para fabricar artesanías. Las semillas tostadas y molidas sirven para alimentos de aves de corral (éstas tienen aceites que pueden usarse para fabricar jabones y barnices, además tienen poderosas propiedades purgativas), pero no se emplean a escala industrial. Los árboles de esta especie también se han empleado en proyectos de arboricultura. Medicinales: El látex, las semillas y las flores son venenosos, la toxicidad se debe a unas toxalbúminas llamadas crepitina y hurina (aliada al cardol); el látex es usado como piscicida, y se menciona que su aplicación tópica favorece el tratamiento de enfermedades crónicas, como la elefancía y la lepra. La ingestión de las semillas causa en humanos, gastralgia, vómitos, diarrea, debilidad, disnea, pérdida del sentido y convulsiones.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Volcánicos o aluviales, limoso-arenosos, fértiles, bien drenados; las plantas suelen tolerar suelos ocasionalmente inundados o con un manto freático muy superficial; pH 5-8. Temperatura: Media: 20-32 °C; mínima: datos ignotos; máxima: datos ignotos. Precipitación promedio anual: mayor o igual a 1500 mm. Meses secos por año: 0-5.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse aproximadamente 829 semillas. Éstas suelen germinar entre los 10 a 31 (-40) días después de la siembra. Las semillas almacenadas a 20 °C conservan su viabilidad hasta por 15 meses. Se aconseja inocular las raíces de las plántulas con tierra del bosque, éstas están listas para su traslado definitivo al campo de 2 a 5 meses después de su germinación, y requieren de luz plena durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
La germinación es epígea. Sin tratamientos pregerminativos se reporta un porcentaje de germinación de 87%.
 
Reproducción asexual:
Los esquejes se reportan funcionales.
 
Plagas:
No se conocen plagas de importancia económica.
 
Criterios de restricción:
No existen.