120x120
Guaiacum sanctum L.
Familia: Zygophyllaceae
 
Sinónimos:
Guaiacum guatemalense, G. verticale.
 
Nombres vernáculos:
Árbol santo, guayacán, guayacán real, palo santo.
IMAGENES
Descripción:
Árbol hasta de 15 m. Hojas opuestas, compuestas, paripinnadas, de 2,5-7,5; pecíolos de ca. 1,3 cm, raquis de ca. 5 cm, con 4-12 folíolos de 2-3 x 1.5-1.8 cm, oblongos a obovados, asimétricos; con estípulas. Flores solitarias o en grupos terminales, azules; cálices con 5 sépalos; corolas con 5 pétalos unguiculados y retorcidos basalmente (lo que le confiere a la flor un aspecto zigomorfo). Frutos de 1,5-2 cm, alados, amarillos o anaranjados en la madurez.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, perennifolios; copa densa y subglobosa o umbelada y troncos a veces muy ramificados, sin contrafuertes. Corteza externa gris-amarillenta o verdosa, rugosa, que se exfolia en placas o escamas irregulares; las ramitas suberosas; hojas opuestas, paripinnadas, con los folíolos opuestos, asimétricos. Flores muy llamativas, 5-meras, con los pétalos azules. Frutos capsulares, alados, con las semillas ariladas (los arilos escarlata).
 
Distribución:
Nativo desde el sur de Florida (EE.UU.) hasta el norte de Sur América y las Antillas. En bosques secos; de 0-800 (-1700) m.
 
Historia natural:
Flores observadas la mayor parte del año. Frutos observados de marzo a diciembre.
 
El nombre del género se deriva de la latinización del nombre vernáculo de la planta en lengua taína guayaco.
 
El nombre del epíteto significa en latín “santo, sagrado”, aludiendo quizás a las míticas aplicaciones que se le han dado desde tiempos inmemoriales a la madera de éstos árboles.
 
Usos:
Agroforestales: Datos ignotos. Ecológicos: En protección de mantos acuíferos y estabilización de taludes rocosos. Industriales: La madera se considera preciosa y tiene la inusual característica de autolubricarse, por eso se emplea en la construcción de piezas que se deban someter a frecuente rozamiento y considerables esfuerzos mecánicos, como cojinetes para hélices de barcos, cojinetes industriales, etc.; también se ha usado en tornería fina y artesanías (mangos para herramientas, bloques para relojes, piezas de ajedrez, etc.). De la misma es posible extraer una resina (guayacol), de singulares propiedades medicinales. Y sin duda es un invaluable árbol para proyectos de arboricultura. Medicinales: Se ha usado como afrodisiaco, alterativo, aperitivo, depurativo, diaforético, estimulante, laxante. También en casos de cáncer, escrófula, gota, reumatismo, sífilis y tuberculosis.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Calizos, rocosos medianamente profundos, incluso arcilloso-arenosos, siempre y cuando no sean extremadamente ácidos; pH: (4,5-) 6,5 (-7,5). Temperatura: Media: 22-28 °C; mínima: (1-) 20 °C; máxima 34 °C. Precipitación promedio anual: (500-) 600-1500 (-2000) mm. Meses secos por año: 5-7.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse de 4000 a 5000 (-20.000) semillas. Para acelerar el proceso de germinación se recomienda la escarificación mecánica de las semillas o bien el remojo de las mismas durante las 8 horas previas a la siembra y suelen germinar entre los 6 y los 8 (-12) días después. Las semillas almacenadas entre 5 y 8° C suelen mantenerse viables por 1 mes. También existen reportes contradictorios que dicen que almacenándolas a temperatura ambiente su viabilidad se puede mantener hasta por 9 meses, mientras que otras fuentes dicen que en estas circunstancias pierden la viabilidad en menos de 1 mes. Las plántulas necesitan pasar 12 meses en el vivero antes de su traslado al campo y requieren sombra durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Usando tratamientos pregerminativos se han obtenido porcentajes de germinación que oscilan entre 40 y 50% (-60%).
 
Reproducción asexual:
Los esquejes (enraizados) se reportan funcionales.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de restricción:
CITES (Guatemala y Nicaragua II); Lista roja de UICN, en peligro (C2a); Costa Rica, MINAE 25 700, publicado en La Gaceta n.° 11, de 16 enero 1997.