120x120
Euterpe precatoria Mart.
Familia: Arecaceae
 
Sinónimos:
Euterpe macrospadix.
 
Nombres vernáculos:
Asaí, chonta, palmiche, palmito mantequilla, pansik (tawahka).
IMAGENES
Descripción:
Palma, con los estípites solitarios, de 6-20 m, erectos, esbeltos, inermes. Vaina cerrada y formando un pseudocaule de 1-2 m. Láminas foliares de 2.5-4 m, pinnadas, los pecíolos de 9-23 cm, el raquis inerme con 43-75 segmentos foliares desiguales por lado, de 62-80 x 2-4 cm (los mediales), angostamente lanceolados, regularmente espaciados y arreglados en un solo plano. Inflorescencias racemoso-ramificadas, el raquis de 32-55 cm, las raquilas ca. 100, de 42-72 cm, densamente cubiertas por tricomas estrellados. Flores estaminadas de 4-5 mm. Flores pistiladas de 3,5-5 mm. Frutos maduros de 0,7-0,9 cm, oblatos a subglobosos, lisos, negro-purpúreos en la madurez.
 
Diagnóstico:
Palmas monoicas, las raíces expuestas rojizas, con los estípites solitarios, erectos e inermes. Hojas pinnadas, con los segmentos foliares angostos, regularmente espaciados y dispuestos en un solo plano. Inflorescencias racemoso-ramificadas con numerosas raquilas esbeltas, indumentadas con tricomas estrellados. Frutos pequeños y subglobosos.
 
Distribución:
De Honduras a Bolivia, Perú, Surinam y Venezuela. En bosques húmedos, muy húmedos y pluviales; de 0-1900 m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a abril y de julio a octubre. Frutos observados de enero a noviembre.
 
El nombre del género corresponde al nombre que le daban los griegos,a una de las nueve musas del arte, particularmente a la encargada de la música.
 
El nombre del epíteto se deriva de la palabra latina precator, que significa “el que ruega, o el que implora”. La alusión es ignota, sin embargo en el protólogo de la especie, se dice que crecía en la región de Moxos, Bolivia, cerca de la Misión de San Joaquim.
 
La planta es hospedera de Dubiella belpa y Aides brino (Hesperiidae).
 
Usos:
Agroforestales: No se conocen, ya que regularmente se explota de poblaciones naturales. Plantaciones energéticas (las semillas como fuente de biomasa para la producción de energía eléctrica, usos potenciales). Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestre y protección de mantos acuíferos. Industriales: Los estípites se usan como columnas para construir viviendas y como postes para cercas. La madera se emplea en pulpa para papel. Su palmito es comestible, y sin lugar a dudas su reputación de ser uno de los más deliciosos de las palmas mesoamericanas no es falaz. Las hojas son usadas para techar viviendas. Con las inflorescencias se construyen escobas. Los frutos son comestibles, en algunos países de Sudamérica ya se explotan comercialmente, con ellos se elaboran refrescos, helados y bebidas fermentadas. De la pulpa se extrae un colorante púrpura y un aceite rico en antocianinas y carotenoides, este último es usado a veces en la preparación de cosméticos. Con las semillas se construyen impresionantes artesanías, principalmente collares. Medicinales: En Surinam hierven las raíces en agua y toman la decocción para prevenir y combatir la malaria, también hervidas y mezcladas con raíces de Manicaria saccifera (Arecaceae) y hojas de bambú ( Bambusa sp./Poaceae) la toman como un remedio para la bronquitis. Los extractos de las raíces se han usado en Perú (Iquitos) para tratar afecciones hepáticas y renales, y es reputado como antídoto (en casos de accidentes ofídicos).
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Volcánicos, bien drenados, fértiles o aluviales y periódicamente inundados; las plantas toleran suelos hidromórficos; pH: datos ignotos. Temperatura: Media: datos ignotos; mínima: datos ignotos; máxima: datos ignotos. Precipitación promedio anual: Datos ignotos. Meses secos por año: Datos ignotos.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un racimo pueden hallarse de 573 a 3677 frutos. Se reporta que los tratamientos pregerminativos más efectivos son la abrasión con papel de lija de la testa de las semillas y la inmersión de éstas en agua caliente (50°C) por 3 minutos. Las semillas suelen germinar espontáneamente entre los 30 y los 60 días de caer al suelo. Pierden su viabilidad muy rápidamente, por lo que su almacenamiento no puede ser prolongado. Las plántulas están listas para su traslado al campo cuando tienen al menos 2 hojas abiertas y 10 cm de altura.
 
Datos de germinación:
Usando tratamientos pregerminativos se han obtenido porcentajes de germinación que oscilan entre 84 y 100%. Sin usar ninguno de ellos el porcentaje reportado es de 82%. Otros datos muestran porcentajes de germinación en laboratorio de 90%, y en el campo de 50 a 60%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de restricción:
No existen.