120x120
Cordia alliodora (Ruiz & Pav.) Oken
Familia: Boraginaceae
 
Sinónimos:
Cerdana alliodora, Cordia gerascanthus.
 
Nombres vernáculos:
Bojón, laurel, laurel blanco, laurel negro, manidusa (misquito), muñeco, sump (misquito), vara de humo.
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 8-35 m. Hojas alternas, simples, de 8-18 x 3-8 cm, ovado-lanceoladas o elípticas con los márgenes regularmente enteros; exestipuladas. Inflorescencias paniculadas, de 5-15 (-30) cm. Flores blancas; cálices de 4-5 mm, 10-costatos; corolas de 9-12 mm, 4-6-lobuladas. Frutos de 5-7 mm, cilíndricos, con el perianto persistente.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, caducifolios, con la copa difusa, estrecha y subglobosa. Las ramas verticiladas; los troncos esbeltos, cilíndricos en sección transversal, a veces con contrafuertes no muy desarrollados. La corteza externa es grisácea y fisurada; ramitas con formicarios nodosos (habitados usualmente por hormigas). Hojas simples, alternas, pecioladas, indumentadas con tricomas estrellados (principalmente por el envés). Inflorescencias paniculadas. Flores con los cálices costatos y las corolas lobuladas. Frutos nueces comestibles, con el perianto persistente.
 
Distribución:
Nativo de México hasta el norte de Argentina y las Antillas. En bosques húmedos, muy húmedos y secos; de 0-1300 (-1500) m.
 
Historia natural:
Flores y frutos observados de enero a junio y de octubre a diciembre.
 
El nombre del género honra la memoria del botánico y farmacéutico alemán Valerius Cordus (1515-1544). Cordus se inició en el estudio de la botánica y la farmacología a la edad de 12 años bajo la tutela de su padre, el profesor Euricius Cordus. Su doctorado en medicina lo obtuvo en la Universidad de Wittenberg. En 1542 empezó a viajar por Alemania e Italia; el resultado de sus estudios y experiencias lo plasmó en su obra “Dispensatorium”, que se publicó póstumamente en 1546. Cordus murió a los 29 años en Roma aquejado de malaria.
 
El nombre del epíteto significa “que tiene aroma semejante al ajo (Allium L. / Alliaceae)”.
 
Usos:
Agroforestales: Como árboles dispersos en pastizales (sombra y refugio para ganado), barbechos mejorados, callejones forrajeros, cortinas rompevientos, cultivos en estratos múltiples, cultivos mixtos (cacao, café, maíz, pastos), plantaciones en lindero. Ecológicos: Conservación de suelos, control de la erosión, estabilización de bancos de arena y recuperación de áreas degradadas. Industriales: La madera se ha empleado en construcción y ebanistería en general (artesanías, artículos torneados, cielorrasos, esculturas, instrumentos musicales, marcos para ventanas, muebles, paredes, pisos, puertas), también como combustible (leña y carbón). Por su espléndida floración los árboles se usan con frecuencia en melicultura, más la miel obtenida de sus flores suele contener pirrolizidinas, que son alcaloides hepatotóxicos. Medicinales: Se ha usado en casos de catarros, contusiones, dermatosis, tumores, como antiflogístico, estimulante, tónico, vulnerario y en la elaboración de ungüentos.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Aluviales, arenosos profundos, pobres, con poca materia orgánica, volcánicos, profundos, fértiles, con alto contenido de materia orgánica; pedregosos, someros, hasta franco-arcillosos y bien drenados. Las plantas no toleran suelos con drenaje interno deficiente, compactados o con pH por debajo de 4,5 y con altas concentraciones de hierro o aluminio; pH 4,5-6,5. Temperatura: Media: 23 °C; mínima: 18 °C; máxima: 32 °C. Precipitación promedio anual: 600-5000 mm. Meses secos por año: Datos ignotos.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse alrededor de 20 000 a 40 000(-200 000) semillas. En general éstas no requieren de tratamientos pregerminativos, no obstante se recomienda para uniformizar la germinación empaparlas en agua a temperatura ambiente por 3 a 24 horas antes de la siembra. Las semillas suelen germinar al cabo de 18 a 25 días después de plantadas. Éstas almacenadas a temperatura ambiente pierden su viabilidad al cabo de 1 mes, si se conservan a 5° C se pueden mantener viables por hasta 14 meses (con un porcentaje de germinación que oscila entre 50 y 70%). Las plántulas necesitan de 5-6 meses en el vivero antes de su traslado definitivo al campo, y requieren de luz plena durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pregerminativos se han obtenido porcentajes de germinación que oscilan entre 50 y 85%.
 
Reproducción asexual:
Los esquejes se reportan funcionales (si se hacen a partir de individuos de más de 4 años de edad). El manejo de los brotes o retoños también se reporta viable.
 
Plagas:
Se han reportado ataques al follaje de la planta por el hemíptero Dictyla monotripidia, que causa el necrosamiento y la caída prematura de las hojas.
 
Criterios de restricción:
Lista roja UICN (preocupación menor).