120x120
Cassia grandis L. f.
Familia: Fabaceae
 
Sinónimos:
Cathartocarpus grandis, Cassia regia.
 
Nombres vernáculos:
Caña fistula, carol, carao, carago, caragua, carámano, sandal, sándalo.
IMAGENES
Descripción:
Árbol de 10-30 m. Hojas alternas, compuestas, paripinnadas, pecíolos de 1-2,5 cm; raquis de 15-25 cm, con 8-20 pares de folíolos de 3,5-6,5 x 1,2-2,5 cm, oblongos, opuestos; con estípulas. Inflorescencias racemosas de 10-25 cm. Flores rosadas, a veces blancas, hasta anaranjado-pálidas; cálices: el sépalos más largo de 6-8 mm; corolas: pétalos de 8,5-11 mm, el estandarte con una mancha amarilla en la base. Frutos de 40-60 cm, linear-oblongos, leñosos, con los márgenes gruesos, verde-lustrosos tornándose negro-opacos en la madurez.
 
Diagnóstico:
Árboles hermafroditas, subcaducifolios, con la copa redondeada o irregular, los troncos cilíndricos en sección transversal, ramificados a baja altura, prácticamente sin contrafuertes; la corteza externa es gris-parduzca y lisa; las hojas paripinnadas, los folíolos jóvenes tenuemente rojizos, oblongos. Inflorescencias racemosas. Flores usualmente rosadas, hasta anaranjado-pálidas, zigomorfas, el estandarte con una mácula amarilla en la base; legumbres cilíndricas, leñosas, con las semillas embebidas en una pulpa negruzca y aromática.
 
Distribución:
Nativo desde México hasta el norte de Sur América y las Antillas. En bosques húmedos, muy húmedos, pluviales y secos. De 0-1400 m.
 
Historia natural:
Flores observadas de febrero a abril y en diciembre. Frutos observados en julio, agosto y en noviembre y diciembre.
 
Aparentemente el nombre del género tiene su origen en la palabra hebrea ketzioth, que es el nombre con el que se denomina a algunas plantas del género.
 
El nombre del epíteto significa “grande, llamativo”.
 
Usos:
Agroforestales: En cercas vivas, cultivos mixtos, sombra para cultivos (café, pastos), setos. Ecológicos: Recuperación de suelos (al ser una especie fijadora de nitrógeno), para la estabilización de cauces fluviales sometidos a inundaciones periódicas. Industriales: La madera se usa en carpintería y ebanistería (pisos, postes, muebles rústicos, horcones, mangos para herramientas), también como combustible (leña y carbón) y la ceniza es empleada para hacer jabón. La pulpa de los frutos se emplea en diversas preparaciones nutritivas y medicinales. Medicinales: Se ha empleado contra la fiebre, como laxante y purgativo y las hojas jóvenes se aplican en los llamados “carates” u hongos cutáneos.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Francos o arenosos, buen drenaje (aunque tolera inundaciones ocasionales), de origen volcánico o aluvial; pH menor o igual a 7,2. Temperatura: Media: 21-26 °C; mínima: 17-25 °C; máxima: 24-30 °C. Precipitación promedio annual: 800-3000 mm. Meses secos por año: 5-6.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
Se reporta que en un kilogramo pueden hallarse alrededor de 1200 a 3400 semillas. Es aconsejable practicar una pequeña incisión en la testa de las mismas y luego remojarlas en agua por 24 horas para acelerar el proceso de germinación. Las semillas sometidas a este tratamiento suelen germinar al cabo de 3 a 6 días después de la siembra; si se siembran sin pretratamiento entonces logran germinar luego de 45 días. Almacenadas a 20 °C permanecen viables por hasta 12 (-18) meses; si se conservan a 4 °C, su viabilidad se puede prolongar por 5 años. Las plántulas deben pasar al menos 4 meses en el vivero antes de su traslado definitivo al campo, y requieren de luz plena durante su desarrollo inicial.
 
Datos de germinación:
La germinación es epígea. El porcentaje de germinación reportado usando tratamiento pregerminativos y con semillas frescas oscila entre 85 y 90%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Se reporta que el crisomélido Caryedon cassiae causa daños a las semillas.
 
Criterios de restricción:
No existen.