120x120
Casearia sylvestris Sw.
Familia: Salicaceae
 
Sinónimos:
Samyda sylvestris.
 
Nombres vernáculos:
Cerito, guaçatonga, huesillo, plomillo, purra, quiubra.
IMAGENES
Descripción:
Árbol o arbusto de 2-12 m. Hojas alternas, simples, de 3-15 × 1,5-5 cm, de elíptico-oblongas a ovado-oblongas; los márgenes enteros o finamente aserrados o crenulados; con estípulas. Inflorescencias fascículos sésiles con 10-30 flores. Flores apétalas; cálices con 5 sépalos verde-amarillentos, connatos en la base y formando un tubo de 0,5-1 mm. Frutos de ca. 4 mm, subglobosos.
 
Diagnóstico:
Árboles pequeños, hermafroditas, perennifolios, con la copa densa y subglobosa; troncos cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes; corteza externa grisácea, lisa; ramas pendulosas. Hojas alternas, simples, dísticas, pelúcido-punteadas, los márgenes enteros o finamente aserrados o crenulados. Inflorescencias fasciculadas. Flores apétalas, con los sépalos connatos basalmente y formando un tubo. Frutos capsulares, 3-valvados, con las semillas ariladas (los arilos anaranjados).
 
Distribución:
De México a Uruguay. En bosques húmedos, muy húmedos, pluviales y secos; de 0-2000 m.
 
Historia natural:
Flores observadas todo el año. Frutos observados de marzo a mayo y en noviembre.
 
El nombre del género honra la memoria del clérigo holandés Johannes Casearius (1642-1678). Casearius fue misionero en la India y coautor de los dos primeros volúmenes de la obra Hortus Indicus Malabaricus, de Hendrik Adriaan van Rheede.
 
El nombre del epíteto significa “que crece en los bosques”.
 
Usos:
Agroforestales: Cortinas rompevientos, setos (usos potenciales). Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestre, estabilización de cauces fluviales, restauración ecológica (por ser una especie pionera de rápido crecimiento). Industriales: La madera se ha en empleado en construcción general (cuando alcanza dimensiones comerciales) y como combustible (leña y carbón). Los árboles de esta especie son aptos para proyectos de melicultura y arboricultura. Medicinales: La planta tiene propiedades analgésicas, anestésicas, antiácidas, antiflogísticas, antimicóticas, antimutagénicas, antisépticas, antitumorales, antivirales, citotóxicas, depurativas, hemostáticas y vulnerarias. Se ha empleado tradicionalmente como remedio para el tratamiento de la diarrea, eccemas, edemas, escaldaduras, fiebre, herpes, leucodermia, llagas, reumatismo y sífilis. Los cataplasmas hechos con la raíz se usan para limpiar y cicatrizar llagas, y en casos de lepra. La decocción de la corteza es ingerida como remedio para la diarrea, resfriados y como béquico. En las hojas se ha encontrado lapachol (que tiene actividad anticancerígena y antimicótica) y casearin (con efectos citotóxicos); la infusión de las mismas se ha administrado como anestésico tópico, antídoto (arañas y serpiente), depurativo sanguíneo, desinflamatorio, vulnerario y se ha usado para tratar afecciones estomacales (úlceras, indigestión, dispepsia, gastralgia) y cáncer (adenocarcinoma, carcinoma, sarcoma).
 
Requerimientos ambientales:
Datos ignotos.
 
Producción de semillas, tratamientos pregerminativos y viabilidad:
La cantidad de semillas por kilogramo es ignota. Éstas suelen germinar entre los 20 y los 30 días después de la siembra. Las plántulas necesitan pasar cerca de 4 meses en el vivero antes de su traslado al campo.
 
Datos de germinación:
Se reporta que los porcentajes de germinación son bajos, pero los datos numéricos son ignotos.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad de este tipo de reproducción.
 
Plagas:
Datos ignotos.
 
Criterios de testricción:
No existen.