120x120
Alvaradoa amorphoides Liebm.
Familia: Picramniaceae
 
Sinónimos:

 
Nombres vernáculos:
Ardilla, arenillo, caratillo, cerrillo, cirricillo, cola de ardilla, matapulgas, palo de hormigas, palo de sobo, plumajillo, rabo de ardilla, zorra, zorrillo, zorro
IMAGENES
Descripción:
Árbol o arbusto, de hasta 15 m. Hojas alternas, compuestas, imparipinnadas, con 19-51 folíolos de 1-2,5 x 0,4-1 cm, ovados a oblongos, con márgenes enteros; exestipuladas. Inflorescencias racemosas; las estaminadas de más de 20 cm; las pistiladas de ca. 13 cm. Flores verdes o amarillo-blanquecinas. Frutos de 1-1,5 cm, angostamente lanceolado-oblongos, con los márgenes ciliados.
 
Diagnóstico:
Árboles dioicos, perennifolios o subcaducifolios, con la copa estrechamente subelipsoidal; troncos cilíndricos en sección transversal, sin contrafuertes prominentes; corteza externa blanquecina o blanco-grisácea, lisa a ligermente arenosa; el follaje amargo, las hojas alternas, imparipinnadas, los folíolos redondeados apicalmente. Inflorescencias racemiformes, de apariencia plumosa. Flores verdes o amarillo-blanquecinas. Frutos samaroides y marginalmente ciliados.
 
Distribución:
De México a Argentina, Bolivia y las Antillas. En bosques húmedos y secos; de 0-1200(-3400) m.
 
Historia natural:
Flores observadas de enero a abril, en julio y de octubre a diciembre. Frutos observados de febrero a mayo y en octubre.
 
El nombre del género honra la memoria del adelantado y conquistador español Pedro de Alvarado y Contreras (1485-1541). Parece que el común denominador de Alvarado era su carácter enérgico y su proclividad a la crueldad. Se le relaciona con varios hechos violentos de ese aciago período, donde la palabra genocidio no era ignota.
 
El nombre del epíteto significa “sin forma, o algo diferente al patrón”, aludiendo probablemente a la confusión en la que se encontraba Frederik Liebmann a la hora de ubicar la especie dentro de la familia botánica pertinente, ya que se debatía entre Cunoniaceae, Fabaceae (Mimosoideae) y Sapindaceae.
 
Usos:
Agroforestales: Árboles aislados en potreros, cortinas rompevientos, cultivos energéticos (leña) y mixtos. Ecológicos: Estabilización de cauces fluviales, protección de mantos acuíferos, recuperación de áreas degradadas. Industriales: La madera se utiliza en carpintería en general, se emplea para construir muebles, también en construcciones rurales (siempre y cuando la madera no esté en contacto con el suelo), postes para cercas (previamente tratados), contrachapados y como combustible (leña). Los árboles de esta especie se han usado en proyectos de arboricultura. Medicinales: La decocción de la corteza se emplea como béquico y tónico, también se menciona que se utiliza contra los abscesos, la escabiosis, el prurito y el reumatismo. Molida se usa como vulnerario. Las hojas son usadas para eliminar la comezón y en casos de afecciones cutáneas.
 
Requerimientos ambientales:
Suelos: Arenosos, franco arcillosos; los árboles de esta especie toleran suelos pobres y pedregosos; pH 6,0-7,0. Temperatura: Media: 24-28 °C; mínima: datos ignotos; máxima: datos ignotos. Precipitación promedio anual: 400-1200 mm. Meses secos por año: 5 a 7.
 
Producción de semillas, tratamientos pre-germinativos y viabilidad:
Se reporta que en 1 kilogramo pueden hallarse de 87.600 a 95.000 semillas. No suelen necesitar tratamientos pregerminativos. Las semillas suelen germinar a los 12 días posteriores a la siembra, éstas se pueden almacenar en condiciones ambientales, manteniéndose viables hasta por 9 meses. Las plántulas necesitan pasar cerca de 4 meses en el vivero antes de su traslado al campo.
 
Datos de germinación:
Sin tratamientos pregerminativos y con semillas frescas se reportan porcentajes de germinación que oscilan entre 40 y 95%.
 
Reproducción asexual:
Datos ignotos sobre la funcionabilidad o infuncionabilidad del método.
 
Plagas:
No se reportan.
 
Criterios de restricción:
No existen.